Síntomas del tumor de cuello uterino

Como todo el mundo sabe, el cáncer es una enfermedad muy compleja, pero existen determinados tipos que son más fácilmente prevenibles y detectables que otros. Entre los tumores malignos más fácilmente prevenibles está el cáncer de cuello uterino. Gracias a las pruebas regulares en el ginecólogo, especialmente la citología conocida como Prueba de Papanicolaou, los problemas derivados de un cuello uterino alterado pueden ser fácilmente detectables a tiempo.

Por eso es tan importante respetar las revisiones periódicas en el ginecólogo ya que se ha demostrado que las personas que no acuden a esta clase de citas tienen mayor probabilidad de tener cancer cervix síntomas. Entre ellos está el flujo vaginal teñido de sangre, las hemorragias al mantener relaciones sexuales o el aumento de la frecuencia urinaria.

De cualquier manera, y como siempre al tratarse de enfermedades de este tipo, antes de alterarse innecesariamente ante la aparición de uno de estos síntomas, lo adecuado a es acudir a un especialista para que valore.

Con todo, determinados aspecto aumentan el riesgo de cancer cervix síntomas, por lo que es de recibo conocerlos. La edad, como sucede casi siempre cuando hablamos de cáncer, es un aspecto que aumenta las probabilidades. A partir de los 40 años aumenta este riesgo, aunque en el caso concreto del tipo de cáncer que nos ocupa se observa una incidencia cada vez mayor en personas de menor edad, algo que se podría explicar por el cambio en los comportamientos sexuales.

En este sentido hay que recordar que el virus del papiloma humano es el que causa la mayoría de tumores malignos de cuello uterino. Es por ello, que el riesgo de padecer problemas derivados de este virus aumenta al tener más parejas sexuales. Por otro lado, el tabaco es otro aspecto que está detrás del aumento de riesgo de padecer cáncer de cérvix.

A pesar de todo, como decíamos, se trata de un cáncer fácilmente observable con revisiones regulares y que, si se detecta en fases tempranas, como es en la mayoría de los casos, permite tratamientos efectivos, incluyendo cirugías reparadoras, aunque también radioterapia en casos más graves.

También te podría gustar...