No aguanto más en mi curro

El sector del empleo en España es difícilmente interpretable. Muchos de los datos de las frías estadísticas aseguran que el empleo mejora en el país. Pero cuando le dedicas unos minutos a hablar con personas de la calle, te encuentras con que no es oro todo lo que reluce. Mi propio compañero que trabajaba de seguridad en un edificio ha dicho ‘hasta aquí’.

Tras siete años en el mismo trabajo, me dijo que no aguantaba más. Su sueldo no era muy superior al mínimo interprofesional, a pesar de llevar tanto tiempo en la empresa. En un principio, parte del sueldo lo cobraba en negro, pero cuando la empresa decidió hacerlo todo ‘legal’, los empleados salimos perdiendo: cobramos todo legal… pero menos.

Aun así, él parecía contento hace unos meses. Pero hubo un cambio: la empresa que estaba en el edificio se fue y el edificio quedó vacío: el trabajo se hizo mucho más aburrido. Un amigo suyo le habló de una oportunidad en una empresa contac center en coruña y decidió cambiar. “¿Pero qué vas a hacer tú en un contact center si no tienes experiencia?”, le pregunté yo con un poco de malicia. En el fondo, me da pena perderlo, porque teníamos una buena amistad y solíamos intercambiar muchas confidencias sobre el trabajo. Además, me ha hecho replantearme muchas cosas sobre mi propio trabajo.

Yo llevaba menos tiempo que él trabajando aquí, aunque hasta ahora he estado cómodo. Es un trabajo poco exigente, un poco aburrido, es verdad, pero que te permite relajarte y hacer otras cosas… mientras trabajas, cosa que no sucede muy a menudo. Por el lado contrario, es verdad que puedes terminar harto. Pero en ese caso, seguro que podría encontrar un hueco en esa empresa contac center en coruña, ¿verdad?

Pase lo que pase, él dice que no va a volver más a trabajar en este sector, que prefiere estar en contacto más directo con la gente y que la asistencia en el contact center parece una buena opción en ese sentido. Veremos qué pasa en unos meses: tal vez vuelva con el rabo entre las piernas…