¿Lipo o abdominoplastia?

Son dos de las cirugías plásticas más practicadas en nuestro país: según las últimas estadísticas de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) la abdominoplastia es la séptima operación más habitual, mientras que la liposucción es la segunda. Aunque son dos intervenciones que persiguen objetivos parecidos, hay que saber diferenciarlas. En el caso de la liposucción, nos referiremos a la aplicada al abdomen, ya que se puede aplicar también a otras zonas del cuerpo con grasa acumulada.

Consultadas diversas fuentes especializadas en Liposucción en Galicia, además de expertos en abdominoplastia hemos extraído las siguientes conclusiones. La lipo se ocupa exclusivamente de la grasa acumulada, mientras que la abdominoplastia trata, además, los músculos y la piel. Esto supone la principal diferencia y de la que derivan todas las demás.

Ambas intervenciones requieren un concienzudo estudio previo. Hablamos de tratamientos que tiene como objetivo mejorar el contorno abdominal. Cuando el ejercicio físico y la alimentación no son capaces, por sí solos, de mejorar este contorno de la ‘tripa’, muchas personas se sienten interesadas por las alternativas que ofrece la cirugía plástica.

En este sentido, hay que señalar que España es un país que ha consolidado el sector de la cirugía plástica como uno de los más avanzados de Europa. Así, tanto la liposucción como la abdominoplastia son técnicas que gozan de plena seguridad y que ofrecen óptimos resultados. A pesar de todo, todavía hay personas que consideran estas intervenciones como milagrosas. Ayudan a mejorar la salud y el estado físico, pero deben ir acompañadas de una buena alimentación y un ejercicio físico adaptado a las capacidades de cada persona.

Con todo, la abdominoplastia es una operación más complicada al ocuparse también de piel y músculos. En consonancia, también suele ser un tratamiento más caro. Como nos indican desde las clínicas de Liposucción en Galicia, esta operación es más indicada cuando el paciente tiene un buen estado de la piel, así como tono muscular, puesto que solo interviene en los depósitos de grasa innecesarios. De cualquier manera será siempre el especialista el que aconseje una u otra operación según el caso.