Tipos de yogures

Cuando estamos a dieta porque queremos mantener la línea y también cuando queremos llevar una dieta equilibrada por cuestiones de salud, una de las cosas que no debe faltar en nuestra dieta con los lácteos y sus derivados entre los que, por supuesto no deben faltar los yogures, pudiendo elegir entre una gran variedad de tipos de este derivado de los lácteos.

El primer tipo de yogures que tenemos que mencionar son los más básicos, es decir, los yogures naturales, que son los que están extraídos directamente de la leche y contienen un menor índice de materia grasa y de azúcares, al poder ser azucarados, sin azúcar e incluso desnatados. Se realiza a base de leche fermentada.

En segundo lugar, tenemos los yogures azucarados, que no es más que un yogur natural al que se le ha añadido cierta cantidad de azúcares, mientras que los edulcorados, que son otro tipo de yogures, son yogures a los que además de la fermentación de la leche y algunos azucares se le han añadido también algunos edulcorantes autorizados. Como en los casos anteriores, pueden ser desnatados o no, con azúcar o sin ella, es decir, que los diferentes tipos de yogures pueden venderse mezclados entre sí.

Por otra parte, tenemos los yogures con frutas, que son como su propio nombre indica aquellos yogures en los que se incluyen frutas para darle un mayor sabor, pudiendo ser naturales o congeladas, añadiendo también en la mayor parte de los casos edulcorantes y aromatizantes para intensificar el color y el olor del yogur e intensificar el sabor de esta fruta añadida.

En quinto lugar, tenemos los yogures aromatizados que son los que incluyen aromas especiales referentes a algún sabor en concreto. Siempre, eso sí, en cantidades autorizadas por las autoridades de las que dependen las cuestiones alimenticias y que sean en todo momento adecuadas para la salud.

Por último, cabe destacar que tenemos los yogures pasteurizados después de la fermentación de la leche. La particularidad de este tipo de yogures es que al estar pasteurizados cuentan con un mayor tiempo de conservación, entre 2 y 4 meses.

También te podría gustar...